Noticias

16/04/2021

MAQUINARIA AGRÍCOLA: UNA EMPRESA DESTACA QUE ES “ALTÍSIMA” LA DEMANDA POR EQUIPOS

“Es altísima la demanda de maquinaria agrícola tanto de productores como contratistas. Hasta fin de año, la perspectiva es que en el mercado hay una necesidad de renovación y a más largo plazo la tendencia será de crecimiento sostenible. Las previsiones son muy optimistas”.

Esa fue la visión de Sergio Vera, director Comercial de Case IH, luego del lanzamiento al mercado de dos nuevas cosechadoras: Series 150 y 250, donde además destacó que existe una tendencia de crecimiento que se viene dando en los últimos cinco años.

“En los últimos cinco años, el crecimiento en tractores fue del 106% y en cosechadoras del 96%. Es una tendencia amplia que no va a caer. Con este tipo de lanzamiento, la compañía pretende estar a la altura de esa necesidad mayor que tiene el mercado”, indicó.

Para el ejecutivo, hay una demanda cada vez más fuerte, donde tanto el contratista como el productor se han transformado en verdaderos “tractores” para el mercado, “cada vez más deseosos de tener una mayor rentabilidad en cuanto a la performance de las máquinas”.

“Es por eso por lo que las máquinas más modernas que van solucionando esa rentabilidad son las que están traccionando el mercado. El tema decisorio es la cantidad de productos que las diferentes industrias pueden poner en el mercado”, destacó.

En cuanto a las dificultades que afrontó la compañía para la importación de insumos del exterior, Vera detalló que si bien hubo algunas limitaciones, muchas de ellas eran derivadas de la pandemia a nivel internacional, pero que se pudo ir solucionando.

“La Argentina también ha tenido dificultades pero se han ido resolviendo. Es un momento donde se suman factores y la oferta del producto puede tener algún tipo de demora, pero hemos tratado cada vez más de poner en el mercado una mayor cantidad de productos”, afirmó.

Días atrás, la Asociación de Fábricas y Distribuidores Argentinos de Tractores y otros equipamientos Agrícolas, Viales, Mineros, Industriales y Motores (AFAT), que agrupa a las empresas multinacionales del sector, alertó que los productores y contratistas rurales siguen con problemas para comprar equipos de mayor valor.

En este contexto, Vera describió las herramientas de financiación que tiene la firma. “La oferta financiera es la adecuada y sumamente completa. Mes a mes, estamos analizando cuáles son las necesidades y tendemos a ir adecuando las posibilidades de financiación a las necesidades del contratista y del productor”, dijo.

“A eso le sumamos los convenios que se renuevan mes a mes con los bancos y la sumatoria de la oferta 100% propia y la oferta coordinada por la empresa con los bancos. Estamos teniendo ofertas para largo plazo en dólares y en pesos por ejemplo”, añadió.

Por último, Vera se refirió que se busca que el máximo de los componentes de la maquinaria sean de fabricación nacional, con proveedores locales. “Hay un departamento en la fábrica para que esa nacionalización de componentes sea cada vez mayor. Obviamente, hay temas tecnológicos y de calidad que hay que tener en cuenta, pero cada vez se está logrando una integración local que es lo realmente necesitamos. La tendencia es mayor para conseguir y aprobar una mayor cantidad de insumos locales”, concluyó.

Cosechadoras

La empresa lanzó al mercado dos nuevas cosechadoras Axial-Flow de las Series 150 y 250. Por un lado, la Serie 150 posee una nueva transmisión con cuatro velocidades accionada por un selector eléctrico que facilita el cambio de marchas y aumenta la agilidad operativa con más comodidad. Además, tiene una nueva puntera pivotante (modelo 7150) del tubo de descarga que expande la proyección del material hasta 18% más, que reduce las pérdidas de grano en este proceso.

También cuenta con una nueva tracción auxiliar 4x4 que proporciona un aumento de hasta el 60% en la capacidad de arrastre en condiciones adversas. Según la empresa, su nuevo reductor final con más capacidad de carga (hasta +21%) y su renovado paquete hidrostático con más capacidad, garantizan hasta un 10% más de rendimiento de arrastre.

“Las cosechadoras también presentan menos componentes, lo que reduce el número de intervenciones en la máquina, aumentando la eficiencia mecánica con menos consumo”, comentó Rodrigo Alandia, gerente de Marketing de la compañía.

Por su parte, la cosechadora Serie 250 cuenta con un sistema inteligente de autorregulación con cuatro modos de cosecha que gracias a sus 16 sensores posicionados en los sistemas de la máquina proporcionan hasta un 15% más de productividad, además de simplificar las operaciones en el campo.

“Esta tecnología encuentra el equilibrio adecuado entre la productividad, la calidad de los granos y la minimización de las pérdidas. Esto es posible gracias a los cuatro modos de cosecha que sincronizan la estrategia de producción y el rendimiento de la máquina en el campo, maximizando los resultados del negocio”, señaló Alandia.

Según informaron, la máquina asume el mando de nueve controles que antes eran responsabilidad del operador, donde ahora depende del operario elegir entre los modos calidad de granos, desempeño balanceado, rendimiento máximo y rendimiento fijo. La máquina priorizará esta elección en su autorregulación, con la capacidad de es capaz de proporcionar hasta 1800 intervenciones diarias durante la operación de cosecha.

Por Mariana Reinke



Fuente: La Nación

volver